Monday, May 11, 2020

Investigador líder en COVID-19 ofrece sólidas respuestas sobre la pandemia

• Un enfoque innovador para el desarrollo de la vacuna COVID-19 utilizando ARN ofrece ventajas en velocidad y escalabilidad, si las pruebas tienen éxito.
• Aunque se pueden identificar vacunas efectivas en 12 a 18 meses, podría pasar mucho más tiempo antes de que estén disponibles a nivel mundial.
• El mundo debe aprender de la pandemia de COVID-19 y garantizar que se realice una inversión suficiente para protegerse contra futuras pandemias.

Autor / fuente: Sam Leakey (*) - weforum.org

El trabajo para acelerar el desarrollo de una vacuna contra el coronavirus recibió un impulso la semana pasada cuando el gobierno del Reino Unido anunció £ 42.5 millones en fondos para los dos esfuerzos principales del país en la Universidad de Oxford y el Imperial College de Londres. El jueves pasado, el programa de la Universidad de Oxford, dirigido por la profesora Sarah Gilbert, se convirtió en el primero de Europa en participar en ensayos en humanos, mientras que el equipo del Imperial College aspira a comenzar los ensayos clínicos en junio. Esto lleva el número total de ensayos clínicos de la vacuna contra el coronavirus iniciados en 2020 a 11.


El profesor Robin Shattock lidera los esfuerzos para desarrollar una vacuna de ARN para COVID-19.
(Imagen: Imperial College London)

Encabezando el equipo imperial está el profesor Robin Shattock. En 2019, habló en la Reunión Anual del Foro Económico Mundial en Davos sobre las nuevas técnicas que estaba desarrollando para facilitar el desarrollo rápido, las pruebas y, lo que es más importante, la producción local de vacunas. Juntas, estas técnicas ayudan a garantizar que las respuestas a los brotes se puedan realizar rápidamente, sin dejar atrás ninguna región o país. Hablamos con él para saber cómo progresaban los esfuerzos de su equipo y para reflexionar sobre la respuesta global hasta el momento.

En 2019, advirtió a las audiencias en Davos sobre la amenaza que representa una pandemia, llamando a la acción para garantizar que el mundo pueda responder rápidamente si ocurriera.
¿Cómo se sintió al ver la propagación de COVID-19 y cómo cree que el esfuerzo global para encontrar una vacuna lo está haciendo hasta ahora?

Ha sido un momento interesante para vivir. Cuando nos presentamos en Davos, decíamos que estas cosas sucederían, pero no estábamos pensando que iba a suceder tan pronto, o que sería un coronavirus. Todo el mundo estaba prediciendo que probablemente sería un brote de influenza aviar.

En términos de la respuesta global, es una buena noticia que se estén desarrollando muchas vacunas diferentes, y creo que más de 90 en el último recuento. Existe cierto grado de coordinación, pero todos estos grupos están trabajando independientemente en sus propios enfoques o tecnología. Eso no es necesariamente algo malo, dado que hay tanto riesgo en el desarrollo de una vacuna, eso significa que el riesgo se extiende, y creo que está bastante claro que algunos grupos lograrán una vacuna efectiva.


Su equipo ha estado trabajando en el desarrollo de una vacuna para COVID-19 desde principios de febrero.
¿Podría describir a nuestros lectores cómo se fabrica una vacuna típica y cómo difiere su enfoque con el ARN?

Los enfoques tradicionales de la vacuna generalmente dependen del crecimiento físico del virus. Esto se puede hacer creciendo el virus en grandes volúmenes, 10s o 100s de miles de litros, y luego inactivándolo, o cultivando virus con el tiempo para debilitarlos gradualmente hasta que estén seguros. Ambos métodos toman mucho tiempo antes de estar listos para el uso clínico y requieren una gran cantidad de virus para una dosis efectiva.

Nuestro enfoque es centrarnos solo en el código genético de la proteína espiga en la superficie del virus y usarlo como nuestra vacuna. Cuando la vacuna se inyecta en el cuerpo, las células musculares naturalmente la "amplifican" produciendo copias de la proteína espiga que el sistema inmune detecta como una amenaza. Esto entrena al sistema inmunitario del cuerpo para defenderse contra el SARS-CoV-2 al ser capaz de reconocer la proteína espiga si la encuentra nuevamente.

Carrera por la vacuna contra coronavirus
_________________________________
Los investigadores trabajan intensamente para encontrar la vacuna contra COVID-19
Apenas semanas después de los primeros casos, científicos en China identificaron la secuencia del código genético del Coronavirus, y compartieron la información.
El equipo británico usó este código para producir hebras de ADN en el laboratorio; estas contienen las instrucciones de construcción para las proteínas 'espiga' en el exterior del virus. El ADN está integrado en bucles de material genético (llamados plásmidos) para producir una vacuna de ARN autoamplificadora.

Para asegurarse de la seguridad y efectividad de la vacuna, los investigadores comprueban primero si produce una respuesta inmune en animales.

La vacuna puede 'amplificarse' dentro del cuerpo, lo que significa que hace copias de las instrucciones que contiene (en forma de ARN). Una vez inyectadas en el músculo, las células deben producir copias de la proteína del coronavirus, que será una amenaza para el sistema inmunitario del cuerpo.


Cuando las células inmunes se encuentran con estas proteínas, reaccionarán creando anticuerpos para combatir el peligro. Pero también crean un recuerdo duradero de la amenaza de cualquier ataque futuro.

La esperanza es que la vacuna capacite al sistema inmunitario de las personas para reconocer y defenderse contra el SARS-COV-2. Si entran en contacto con el virus en el futuro, deberían estar listos para combatirlo, dándoles cierta protección contra COVID-19.

Tener una vacuna eficaz nos permitiría proteger a los trabajadores de salud de primera línea que tratan con pacientes. Pero también podría extenderse a la población general.



¿Cuáles son las ventajas de trabajar con ARN?

El uso de ARN nos permite ser rápidos porque la secuencia genética se puede hacer sintéticamente en el laboratorio, y debido a que puede auto amplificarse, solo necesitamos una dosis muy baja de la vacuna para que sea efectiva; podemos hacer el equivalente de un millones de dosis en un litro de material de reacción. Esto nos permite escalar muy rápidamente y es factible hacer decenas de millones de dosis por semana desde nuestro laboratorio. Agregar más plataformas de vacunas trabajando en paralelo solo aumentará aún más la capacidad de producción.

¿La producción distribuida está lista para ayudar y qué otras medidas se pueden tomar para garantizar que las vacunas lleguen a todos los necesitados?

No espero que dicha red se ponga en funcionamiento a tiempo para contribuir significativamente a la respuesta COVID-19. Cuando se identifiquen vacunas eficaces, probablemente todavía se producirán mediante un enfoque más tradicional de trabajar con fabricantes muy grandes. Sin embargo, desarrollar tales capacidades de producción distribuida debería ser una parte clave del fortalecimiento de la resiliencia global después de que esta crisis haya pasado.

Un ejemplo de lo que se puede hacer más es el Instituto del Suero en India y algunos otros que ofrecen hacer vacunas libres de regalías para garantizar que estén disponibles para la mayor cantidad posible sin el obstáculo de los altos costos.

Un gráfico que muestra dos enfoques de producción de vacunas separados por una línea roja vertical. A la izquierda, una sola planta de fabricación grande con una gran multitud de personas y a la derecha, muchas plantas de fabricación pequeñas con pequeños grupos de personas.



Un enfoque distribuido para la producción de vacunas ayudaría a distribuirlo más rápido y más ampliamente.
Imagen: R. Shattock, Imperial College London

Algunos investigadores informan niveles de anticuerpos virales más bajos de lo esperado en personas que se han recuperado de COVID-19, lo que posiblemente implica que cualquier inmunidad obtenida será temporal.
¿Podrá una vacuna estimular una respuesta más fuerte, dando inmunidad más duradera?

Sí, una vacuna debe funcionar mejor que la inmunidad natural y hay pruebas sólidas de que lo hará. COVID-19 es una infección respiratoria y las personas con una infección leve no estarán expuestas a muchos virus porque solo estarán en sus superficies respiratorias. La respuesta inmune natural a dicha infección será mucho menor que la generada por una potente inyección de vacuna. Si la vacuna no genera una respuesta fuerte, entonces no se debe extender a la población general.

Para que una vacuna sea altamente efectiva, debe prevenir la infección en más del 80% de las personas vacunadas y darles inmunidad durante un mínimo de un año (lo que permitiría un refuerzo anual) pero idealmente más tiempo.

En tiempos normales, el desarrollo de vacunas lleva muchos años, pero hoy estamos viendo plazos acelerados junto con la presión de los gobiernos, los medios y el público. 
¿Como investigador, ¿cómo estás lidiando con esto?

Es difícil obtener el equilibrio correcto. Es importante que las personas comprendan que nos estamos moviendo más rápido de lo que nadie se había movido antes porque pretendemos tener una vacuna completamente probada dentro de los 12-18 meses, cuando normalmente sería de cinco a ocho años o más. Dicho esto, cuando la necesidad es tan urgente como lo es hoy, incluso 12 a 18 meses parecen lentos.

Sin embargo, es necesario moderar ligeramente las expectativas, ya que aunque pronto haremos las pruebas de las vacunas, no tendremos vacunas disponibles en todo el mundo durante un período de tiempo mucho más largo.

La vacilación vacunal ha reducido la eficacia de los programas públicos de vacunación en algunas áreas, lo que lleva a brotes de sarampión y otras enfermedades prevenibles.
¿Le preocupa que tal comportamiento pueda limitar el potencial de una vacuna contra el coronavirus?

En este momento, creo que la gente quiere una vacuna. No creo que haya mucha duda sobre tener una vacuna mientras COVID-19 está en la vanguardia de nuestras mentes. El problema con las vacunas es que tienen tanto éxito en la prevención de la enfermedad que desaparece y la razón por la que son necesarias se vuelve menos evidente.

Una nueva cepa de coronavirus, COVID 19, se está extendiendo por todo el mundo, causando muertes y grandes perturbaciones en la economía mundial.

Para responder a esta crisis se requiere una cooperación global entre gobiernos, organizaciones internacionales y la comunidad empresarial, que está en el centro de la misión del Foro Económico Mundial como Organización Internacional para la Cooperación Público-Privada.

El Foro ha creado la Plataforma de Acción COVID, una plataforma global para convocar a la comunidad empresarial para la acción colectiva, proteger los medios de vida de las personas y facilitar la continuidad del negocio, y movilizar apoyo para la respuesta COVID-19. La plataforma se creó con el apoyo de la Organización Mundial de la Salud y está abierta a todas las empresas y grupos de la industria, así como a otras partes interesadas, con el objetivo de integrar e informar la acción conjunta.

Como organización, el Foro tiene un historial de apoyo a los esfuerzos para contener las epidemias. En 2017, en nuestra Reunión Anual, se lanzó la Coalición para las Innovaciones de Preparación para Epidemias (CEPI), que reúne a expertos del gobierno, empresas, salud, academia y la sociedad civil para acelerar el desarrollo de vacunas. Actualmente, CEPI apoya la carrera para desarrollar una vacuna contra esta cadena del coronavirus.

Si en dos, tres o más años, hemos tenido una vacuna exitosa y no vemos nuevas infecciones por COVID-19, las personas pueden optar cada vez más por no vacunarse. Eso podría deberse a la vacilación o simplemente a no estar en la parte superior de su lista de prioridades ya que el virus ya no parece ser una amenaza. Esto podría generar brotes y se necesitarán estrategias efectivas de participación pública para minimizar el riesgo de que esto ocurra.

¿La producción distribuida está lista para ayudar y qué otras medidas se pueden tomar para garantizar que las vacunas lleguen a todos los necesitados?

En este momento, el mecanismo de producción distribuida no está allí. Las instalaciones de fabricación en todo el mundo no están configuradas con la misma tecnología, por lo que no se pueden utilizar métodos idénticos. También es necesario armonizar la aprobación regulatoria para garantizar que cuando una vacuna se autorice para su uso en una ubicación, otros sitios de fabricación en todo el mundo puedan moverse rápidamente para aumentar la producción.

La vacilación vacunal ha reducido la eficacia de los programas públicos de vacunación en algunas áreas, lo que lleva a brotes de sarampión y otras enfermedades prevenibles. ¿Le preocupa que tal comportamiento pueda limitar el potencial de una vacuna contra el coronavirus?

En este momento, creo que la gente quiere una vacuna. No creo que haya mucha duda sobre tener una vacuna mientras COVID-19 está en la vanguardia de nuestras mentes. El problema con las vacunas es que tienen tanto éxito en la prevención de la enfermedad que desaparece y la razón por la que son necesarias se vuelve menos evidente.

Una nueva cepa de coronavirus, COVID 19, se está extendiendo por todo el mundo, causando muertes y grandes perturbaciones en la economía mundial.

Para responder a esta crisis se requiere una cooperación global entre gobiernos, organizaciones internacionales y la comunidad empresarial, que está en el centro de la misión del Foro Económico Mundial como Organización Internacional para la Cooperación Público-Privada.

El Foro ha creado la Plataforma de Acción COVID, una plataforma global para convocar a la comunidad empresarial para la acción colectiva, proteger los medios de vida de las personas y facilitar la continuidad del negocio, y movilizar apoyo para la respuesta COVID-19. La plataforma se creó con el apoyo de la Organización Mundial de la Salud y está abierta a todas las empresas y grupos de la industria, así como a otras partes interesadas, con el objetivo de integrar e informar la acción conjunta.

Como organización, el Foro tiene un historial de apoyo a los esfuerzos para contener las epidemias. En 2017, en nuestra Reunión Anual, se lanzó la Coalición para las Innovaciones de Preparación para Epidemias (CEPI), que reúne a expertos del gobierno, empresas, salud, academia y la sociedad civil para acelerar el desarrollo de vacunas. Actualmente, CEPI apoya la carrera para desarrollar una vacuna contra esta cadena del coronavirus.

Si en dos, tres o más años, hemos tenido una vacuna exitosa y no vemos nuevas infecciones por COVID-19, las personas pueden optar cada vez más por no vacunarse. Eso podría deberse a la vacilación o simplemente a no estar en la parte superior de su lista de prioridades ya que el virus ya no parece ser una amenaza. Esto podría generar brotes y se necesitarán estrategias efectivas de participación pública para minimizar el riesgo de que esto ocurra.

¿Con qué mensaje te gustaría dejar a nuestros lectores?

Ya estamos viendo el impacto masivo de esta pandemia en las economías del mundo. Debemos aprender de esto y hacer las inversiones necesarias para limitar el impacto de futuras pandemias ahora. La inversión necesaria es pequeña en comparación con el costo económico y humano de otra pandemia. Simplemente tiene sentido financiero total y cualquier otra cosa no. El mundo necesita una póliza de seguro contra pandemias.


Esta entrevista ha sido editada por brevedad y claridad.

Lecturas recomendadas:
- Aquí están los medicamentos, vacunas y terapias en desarrollo para abordar COVID-19
- ¿Por qué las vacunas son la única solución real para las pandemias? según Gavi
- Bill Gates está financiando nuevas fábricas para posibles vacunas contra el coronavirus

(*) Sam Leakey es Especialista del programa, Ciencia y Sociedad, Foro Económico Mundial.

Sunday, April 12, 2020

Fueron revolucionarias, pero ya estas tecnologías han sido olvidadas...

El último buscapersonas (pager) de Japón emitió su beep final.
Tokyo Telemessage, el único proveedor de buscapersonas restante en ese país, cerró sus señales a fines de año, luego de décadas viendo la disminución de sus suscriptores.


Imagen: Wikimedia Commons

Los buscapersonas salieron a la venta por primera vez en Japón en la década de los sesenta y eran conocidos como pokeberu, o "campanas de bolsillo". Eran una forma popular de contactar a alguien sobre la marcha. Las personas que llamaban podían enviar un breve mensaje marcando un número de buscapersonas desde un teléfono fijo.

Autor: Katharine Rooney (*) - weforum.org

El dispositivo se usó inicialmente para llegar a vendedores que estaban en el campo, pero luego se convirtió en un símbolo de estatus, pegado a los cinturones de los trabajadores de la ciudad para demostrar laboriosidad.

A fines de la década de los ochenta, existían 60 millones de usuarios de buscapersonas en todo el mundo. Pero luego de apenas diez años, su popularidad fue rápidamente superada por el teléfono móvil. En el Reino Unido, el 86% de los niños mayores de seis años no pueden identificar que es un buscapersonas.


Imagen: Statista 


Aquí hay otros tres inventos que han seguido el camino del dodo.

1) El reproductor de cassette portátil.

El Walkman de Sony revolucionó la música cuando se presentó en 1979. En lugar de llevar una grabadora de tamaño completo, la gente podía conectar auriculares livianos, poner un cassette y escuchar su música favorita mientras viajaba o caminaba. Para 1992, Sony había vendido 100 millones de unidades. De tal modo se popularizó, que la marca marcó su influencia cultural, y la palabra "Walkman" se agregó al Oxford English Dictionary.

La máquina original pesaba menos de medio kilogramo y luego vino en modelos solares y resistentes al agua. Aunque cabía en una mano, su forma gruesa está quizás muy lejos de la palma si la comparamos con los dispositivos livianos a los que estamos acostumbrados hoy. Pero al popularizar la tecnología para ser utilizada en movimiento, allanó el camino para innovaciones como el iPod y el teléfono inteligente.

Image: Yoshikazu Takada 


2) El disquete.

A mediados de la década de 1990, se vendían más de 5 mil millones de disquetes en todo el mundo anualmente. Hoy en día, hay una generación entera que quizás nunca haya visto uno.

Producido por primera vez por IBM en la década de 1971, los disquetes fueron clave para el crecimiento de la industria del software. En lugar de que los propietarios de computadoras personales tuvieran que escribir sus propias aplicaciones de software para tareas informáticas como el procesamiento de textos, los programas podrían cargarse en los discos y venderse a los consumidores. Los usuarios también podían guardar su trabajo en discos, de modo que los documentos puedan transferirse entre computadoras.

Los disquetes dejaron de producirse totalmente desde 2011, pero su legado permanece en forma de software descargable y archivos que se pueden compartir en Internet.

Image: Wikimedia Commons 


3) La grabadora de videocasete.

Ahora que la mayoría de los canales de televisión tienen servicios de actualización, hay poca necesidad de pregrabar sus programas favoritos. Pero eso es justo lo que la gente solía hacer con las grabadoras de video (VCR). A través de una combinación de prácticas cintas de video y programación, que tomaba estudiar todo un manual para entender, nadie tenía que perderse un episodio.

Las últimas videograbadoras salieron de la línea de producción en 2016, cambiando no solo los hábitos de visualización, sino también el futuro de las cadenas de alquiler de películas como Blockbuster. Las cintas de video fueron reemplazadas por DVD, las empresas de alquiler en línea saltaron a la fama y luego los servicios de transmisión transformaron la industria para siempre.

En la última década del siglo XX, había 9.000 tiendas Blockbuster en todo el mundo. Ahora solo hay una, en la ciudad estadounidense de Bend, Oregon, donde los clientes nostálgicos continúan viendo películas a la antigua usanza.

(*) Más de la autora aquí https://www.weforum.org/agenda/authors/katharine-rooney

Tuesday, March 24, 2020

5 Beneficios de tener una estación meteorológica en casa



Las estaciones meteorológicas se han convertido en los últimos años en uno de los productos más comprados por los propietarios de viviendas. Su asequibilidad, precisión y variedad en el mercado son sólo una de las razones por las cuales tener una estación meteorológica en casa se ha convertido en la norma.

A pesar que muchos propietarios ya las han comprado, siempre queda la duda de si realmente vale o no la pena tener una estación meteorológica en casa. ¿Es acaso un lujo o una necesidad?

Para empezar, ¿que es una estación meteorológica? 

Como su nombre lo indica, las estaciones meteorológicas son pequeños dispositivos dotados con la tecnología necesaria para advertir al usuario sobre el  clima a su alrededor. Utilizando una serie de sensores, estos aparatos pueden monitorear el clima en el hogar incluyendo: temperatura, presión atmosférica, viento, y es capaz de predecir las condiciones a futuro.

A veces decidimos que ponernos en la mañana dependiendo de lo que la chica del tiempo nos diga en las noticias. Y más de una vez hemos salido preparados para un clima soleado y lamentablemente, esa información no fue tan acertada, siendo el día más lluvioso del año.

Precisamente por eso, las estaciones meteorológicas caseras son esenciales, ya que nos proveen de:

  1. Información en tiempo real: una de las mayores ventajas de estos dispositivos es que nos proveen con información en tiempo real, lo cual nos permite no depender del noticiero
  2. Información precisa de la zona: los sensores, al estar colocados afuera de nuestro hogar, nos permite saber exactamente como esta el clima específico en la zona y no un estimado de la ciudad más cercana. 
  3. Alertas en tiempo real: Las condiciones climáticas pueden variar drásticamente, y estas pueden arruinar nuestros planes. Por lo tanto una estación meteorológica nos permitirá saber si encender el carbón de la barbacoa o no.
  4. Fáciles de usar: las estaciones meteorológicas tienen la ventaja de ser simples y solo mostrar la información necesaria en la pantalla. Estos dispositivos, una vez instalados, pueden ser utilizados por cualquier persona: desde los pequeñines de la casa, hasta los abuelos.
  5. Ayudan en el ahorro de energía en el hogar. Al tener cierto elemento de predicción, las estaciones meteorológicas te permiten regular la temperatura en tu vivienda dependiendo del clima y la hora del dia. Al predecir la temperatura, será mucho más fácil calentar o enfriar tu hogar sin desperdiciar tu dinero.
En conclusión, las estaciones meteorológicas para el hogar son una herramienta perfecta que facilitara tu vida y la de tus seres queridos.

Monday, December 16, 2019

Explotación privada de pozos petroleros

La opinión pública asoma la posibilidad de que la administración y manejo de los pozos petroleros adjudicados por medio de empresas mixtas pueda ser manejada enteramente por los privados que participan en dichos esquemas de asociación.

Autor: Enrique González (*)

Dicha noticia no es menor, por constituir confesión de incapacidad en gerenciar dichas operaciones, bien por falta de capital humano cualificado, bien por el problema de Agencia exacerbado por una administración designada por el ejecutivo nacional, o por la incapacidad pública de diseñar contratos y esquemas de incentivos que alineen –al menos parcialmente- los intereses de los administradores y de los accionistas entre sí.

Adicionalmente para no pecar de ingenuos, dicha declaración puede ser producto del hastío de los accionistas o inversionistas privados ante un problema de oportunismo por parte del socio público, problema adicional y distinto al de Agencia. De hecho, cualquier inyección de recursos por parte de los privados seguramente se encuentran imposibilitada mientras la administración de dichas operaciones se encuentre en manos del socialismo del siglo XXI.

Así las cosas, dicho esquema propuesto constituiría una señal y “amenaza creíble” de que el socialismo del siglo XXI no meterá las manos en la administración de dichos pozos.

La incapacidad de gerencia de la actual gestión de gobierno es evidente, hecho público y notorio, especialmente en materia económica y petrolera, pudiendo tener sentido analizar las distintas alternativas que permitan recuperar eficiencia en la gestión en el sector. Podría haber llegado el momento en el que el actual esquema de negocios no le funciona a ninguno de los stakeholder, ni a los inversionistas privados, ni al inversionista público, ni a la población.

Por otra parte, resulta notable el problema de Agencia que implica la actual gestión de gobierno contra los principales “propietarios” de los recursos, la población y la sociedad venezolana. Una gestión de gobierno que cuando tomó posesión lo hizo en un país que producida aproximadamente 3,5 MM/barriles diarios, siendo que en la actualidad podría encontrarse por debajo del millón de barriles diarios y cuya dependencia al sector petrolero lejos de haberse disminuido la exacerbaron; no puede sino personificar un pésimo representante de la población.

Ahora bien, efectivamente en proyectos de explotación y búsqueda de generación de rentas y beneficios económicos, accionistas privados parecen tener objetivos más claros y en consecuencia el interés por instrumentar mecanismos y contratos de gestión que alineen el comportamiento y manejo de los pozos con sus intereses privados. Por eso, el gobierno asoma la posibilidad de que la administración de los pozos pase a manos privadas.

Sin embargo, lo anterior no se encuentra exento de riesgos.

El hecho que dichos convenios y asociaciones resulten cerrados posee implicaciones importantes respecto a su governance. Tal caracterización termina imponiendo a dichos convenios la cualidad de inversiones específicas bilaterales, que primero, no cuentan con la cotización pública en el mercado de capitales para que funja como amenaza explícita creíble, y segundo, crean un problema de oportunismo que puede superar al clásico problema de Agencia en caso de empresas de cotización pública.

Es decir, aun cuando el papel de inversionista de riesgo y el de administrador no se encuentran disociados en los presentes esquemas de negocio –reduciéndose riesgos de problemas de Agencia- sí aparecen problemas de oportunismo (éste último tipo de problema posiblemente sea el que explique por qué el ejecutivo nacional podría estar dispuesto a enviar dicha señal “cediendo” la administración de dichos proyectos).

Sin embargo, este tipo de problemas presenta cierta recursividad, a quien se le transfiera la administración del convenio o contrato, tendrá ciertos incentivos al oportunismo.

Esto sería así porque en el caso que los “costos” asumidos por la administración sean pagados prioritariamente mientras que los resultados de ser positivos son compartidos por la participación en el proyecto; se crean incentivos para desplegar comportamientos oportunistas (Especialmente si en el margen una unidad monetaria invertida en costos –supongamos para remunerarse a sí mismo como administrador o adquirir insumos y servicios a la casa matriz- genera una renta que se internaliza completamente y supera a los beneficios netos del proyecto ponderados por su participación. Lo anterior podría ocurrir en detrimento de su contraparte en el proyecto).

Como venezolanos, lo anterior constituiría un defecto de este tipo de esquema de negocios. Lo anterior no significa que un esquema alternativo como sería “participar” vía impuestos sobre la renta cobrada a empresas enteramente privadas no esté expuesta a problemas informacionales. Sin embargo, esquemas de subastas justamente intentan superar esta debilidad por parte del Estado/regulador, poniendo a competir por el mercado a las empresas privadas del sector.

Con seguridad la privatización constituiría una alternativa adicional que evita el problema recursivo de oportunismo en dichos esquemas de asociación.
El tema respecto a los modelos de negocio en el sector petrolero, así como respecto al papel del Estado en la economía en general tiene mucha tela que cortar en Venezuela. Lo destacable es que incluso para aquellos que devastaron el país, al menos respecto a ciertos temas económicos, el modelo del socialismo del siglo XXI les sirve poco para sus intereses actualmente.

(*) Economista UCV

Sunday, November 17, 2019

Economía de Latinoamérica continúa estancada y las perspectivas son de bajo crecimiento

El estancamiento obedece no solamente a la desaceleración del volumen de comercio de forma pronunciada, sino también a la baja los precios de las materias primas que exportan muchos de los países de la región.

Las proyecciones de crecimiento económico en los países de América Latina y el Caribe que publicó esta semana la Comisión regional de las Naciones Unidas prevén un aumento casi nulo durante este año y solamente apuntan a un leve repunte para el 2020.

El organismo de la ONU revisó a la baja las perspectivas económicas para América Latina y el Caribe durante este año, que apuntan a un modesto crecimiento medio del 0,1% del Producto Interior Bruto, y, a su vez, estima un ligero repunte del 1,4% para el año venidero.

De cumplirse estos pronósticos, la economía de la región continuaría estancada en una situación de bajo crecimiento por séptimo año consecutivo, una coyuntura que al mismo tiempo provoca un “deterioro” de los niveles de ingresos medios per cápita. Igualmente, el PIB per cápita regional entre 2014 y 2019 disminuiría en 4%, lo que implica un descenso medio anual de 0,8%.

América del Sur, Central y México

Durante este año las economías de América del Sur, especializadas en la producción de bienes primarios, especialmente petróleo, minerales, y alimentos, caerían 0,2%, sufriendo así el primer descenso desde 2016. Sin embargo, se espera que el crecimiento medio para esta subregión en el año 2020 sea de 1,3%. 

Por el contrario, la economía en los países de América Central y México se expandiría de media 0,7% este año y 1,6% el venidero; no obstante, el organismo destaca que son unas cifras que suponen una “reducción respecto de la tasa media de crecimiento observada desde 2014 en esta subregión”.  

El Caribe de habla inglesa u holandesa crecería una media de 1,5% en 2019, y la tasa esperada para 2020 es de 5,7%. Según la CEPAL, este destacado aumento vendría asociado al inicio de la producción petrolífera en Guyana.  

Asimismo, la comisión regional de las Naciones Unidas señaló que, “la dinámica de la actividad económica en América Latina y el Caribe se da en un contexto en que la economía global ha disminuido su contribución al crecimiento de la región en 2019, situación que muy probablemente se mantendrá para el próximo año”.  

Del mismo modo, resalta que no solamente el volumen de comercio y las actividades globales se desaceleraron de forma pronunciada, sino que también se han visto afectados a la baja los precios de las materias primas que exportan muchos de los países de la región.  

Finalmente, advirtió que “ante este contexto externo caracterizado por tensiones comerciales y alta incertidumbre, se agravan las dificultades que en materia de inserción al comercio y producción internacional suelen exhibir las economías de la región”.

Fuente: news.un.org

Friday, October 25, 2019

Cómo conectar a los desconectados

“Focalización en el uso de recursos, sostenibilidad en los proyectos que se planteen, y transparencia en la inversión” para el cierre de la brecha Digital.


Estas son algunas de las ideas expresadas por Maryleana Méndez, actual Secretaria General de la Asociación Interamericana de Empresas de Telecomunicaciones (ASIET) durante su participación en el panel “Experiencias internacionales cerrando la brecha digital” que se llevó a cabo en el marco del evento ‘¿Cómo conectar a los desconectados? Recomendaciones para cerrar la Brecha Digital en México’. 

El foro tuvo lugar en la Ciudad de México y fue organizado por El Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE), Conectadas MX, y el Consejo Ejecutivo de Empresas Globales (CEEG) en colaboración con ConsumoTIC.

El panel fue moderado por Monica Aspe Bernal, Vicepresidente de Asuntos Externos y Comunicación Corporativa de AT&T, México;  Y junto a Maryleana Méndez, participaron Luz Adriana Ramírez, Directora General de VISA México; Wally Swain, Consultor de OVUM; y Fernanda Viecens, Comisionada de la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia de Argentina.

Mónica Aspe (AT&T) aseguró que “cerrar la Brecha Digital ayuda a cerrar otro tipo de brechas, como la financiera o la educativa, es decir trae consigo bienestar”, Mientras que Wally Swain (Ovum) expresó que hay muchos países que han diseñado un plan nacional de banda ancha y los resultados no fueron tan exitosos. El enfoque en Transformación Digital genera un impacto mayor y es más completo, arguyó.

Por su parte, Maryleana Méndez (ASIET), entiende que con una coordinación y complementariedad de las inversiones se avanzará como región en este nuevo contexto digital y, para esto, es necesario que los esfuerzos que se lleven a cabo en los ámbitos público y privado estén correctamente delineados. Así, explicó que “si no hay hoy un compromiso de transición tecnológica a ritmo acelerado se mantendrán brechas respecto a otros países y al interior de los nuestros, porque el acceso a los beneficios de las nuevas tecnologías tiene un componente de ingreso claro”. 

Además, dijo que el sector privado es el más capacitado para llevar la conectividad a zonas desconectadas y que, para esto, hay que eliminar barreras que interfieran en este proceso, bajar cargas impositivas y regulatorias a los operadores y rever el costo del espectro, que es una barrera muy relevante, expuso Méndez. “El eliminar barreras es muy importante para lograr la conectividad, el costo del espectro es una de ellas, está ampliamente identificado pero pobremente implementada la solución” dijo la Secretaria General de ASIET. Aseguró también que tiene que haber focalización en el uso de recursos, sostenibilidad en los proyectos que se planteen y transparencia en la inversión de recursos, que deben estar presentes transversalmente en cualquier Agenda Digital.

Fuente: asiet.lat


Tuesday, August 27, 2019

Un triunfo contra la inflación: lo que nos enseñó Brasil

Durante gran parte de los años ochenta y comienzos de los años noventa, América Latina y el Caribe se encontraba aquejada por la hiperinflación. En 1990, por ejemplo, 16 de los 20 países de la región tenían tasas de inflación superiores al 20%, mientras que en 2018 sólo tres de esos países presentaban una inflación superior al 8%, según las cifras del FMI. 

Los principales ingredientes de ese éxito fueron las reformas fiscales, las negociaciones de la deuda que permitieron a los países volver a tener acceso a los mercados de deuda y una mayor independencia de los bancos centrales.

Autor: João Ayres (*) - iadb.org

El caso de Brasil es ilustrativo y lo describimos en detalle en un nuevo informe. A finales de los años ochenta y comienzos de los noventa, los gobiernos de Brasil aplicaron una serie de planes de estabilización que consiguieron reducir la inflación. Sin embargo, el éxito fue pasajero, hasta julio de 1994, cuando el Plan Real consiguió reducir la inflación de manera permanente. ¿Cómo tuvo lugar la transición de una inflación alta a una inflación baja?
                                 

Gráfico 1: Tasas de inflación mensual

Fuente: Fundación Getulio Vargas (FGV).

El primer plan de estabilización, el Plan Cruzado, se basaba en la idea de que la inflación del pasado inevitablemente generaba inflación en el futuro. Esto se debe a que, históricamente, Brasil indexaba los salarios y los precios según las tasas de inflación anteriores. La idea predominante de los responsables de las políticas en el momento del Plan Cruzado fue que si los agentes (las empresas, los hogares, etc.) preveían una inflación más alta, aumentarían su demanda de dinero, la que, a su vez, sería satisfecha por la autoridad monetaria. Esto generó un círculo vicioso en el que el Banco Central emitía dinero, lo que generaba aumentos de los precios y justificaba las expectativas iniciales de los agentes.

Un intento fallido de combatir la inflación

Los responsables de las políticas pensaron que esto tenía que cambiar. También pensaron que medidas como la congelación de precios y salarios, la prohibición de cláusulas de indexación y un cambio en la moneda a denominaciones más bajas sería suficiente para detener el proceso inflacionario. Por lo tanto, el Plan Cruzado congeló los precios y salarios y cambió la moneda, quitándole tres ceros. El Plan también prohibió las cláusulas de indexación para períodos inferiores a un año. Al comienzo, eso redujo la inflación. Pero no fue suficiente. Después de 10 meses, Brasil volvió a tasas de inflación mensuales de dos dígitos porque los responsables de las políticas no habían conseguido lidiar con el verdadero problema detrás de la inflación, a saber, los altos déficits fiscales.

Gráfico 2: Señoreaje y superávit primario
Fuente: Ayres, Garcia, Guillén y Kehoe (2019)


Con el tiempo, cobró forma una visión alternativa, que acabó definiendo el Plan Real. Los responsables de las políticas públicas empezaron a entender en qué medida el problema de la inflación tenía que ver con los déficits. Es decir, el gobierno estaba financiando su gasto emitiendo dinero, obteniendo recursos financieros (ingresos por señoreaje) de aproximadamente 3,5% del PIB, en promedio. Esto representaba una fuente importante de fondos públicos. Por lo tanto, para que el Banco Central pudiera emitir menos dinero y reducir los ingresos por señoreaje, tendría que reducir los déficits u obtener otras fuentes de financiamiento.

Cortar el déficit

Entre junio de 1993 y finales de 1994, el gobierno emprendió un serio esfuerzo para reducir su déficit recortando el gasto y aumentando los ingresos mediante un aumento de las tasas tributarias. Esto generó un aumento del superávit primario (ingresos menos gastos, sin incluir los pagos de los intereses netos). Como consecuencia, cuando el gobierno lanzó el Plan Real en julio de 1994, estos elevados superávits le permitieron depender menos de la emisión de dinero, reduciendo sus ingresos por señoreaje a menos del 0,5% del PIB.

Otros factores potenciales detrás del éxito del Plan fueron la renegociación de la deuda externa con los acreedores extranjeros (Plan Brady) y la adopción de una moneda paralela (URV) que posteriormente se convirtió en el real.

Es un dato alentador el hecho de que las reformas fiscales no parecieron provocar una caída importante de las tasas de crecimiento del PIB (Gráfico 3), como los responsables de las políticas suelen temer. Si bien es difícil saber cuáles habrían sido las tasas de crecimiento sin esas medidas, las tasas en el periodo 1993-1995 fueron considerablemente superiores a las de los períodos anteriores y posteriores.


Gráfico 3:  Tasa de crecimiento del PIB per capita real
Fuente: Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE)

Por otro lado, a diferencia de los esfuerzos de estabilización anteriores, que fueron menos exitosos (Gráfico 1), el Plan Real no incluía la congelación de precios y salarios.
Al día de hoy, las lecciones son claras para los países de la región. Los planes de estabilización deberían centrarse más en las reformas fiscales y menos en las congelaciones de precios y salarios.

Para un análisis detallado de los planes de estabilización en Brasil, ver aquí.
Para una comparación entre países de América Latina, ver aquí.

(*) 
João Ayres es economista investigador del Departamento de Investigación del Banco Interamericano de Desarrollo. Obtuvo su licenciatura en Economía en la Universidad de São Paulo (Brasil), una maestría y un doctorado en Ciencias en Economía de la Fundación Getúlio Vargas y un doctorado en Economía de la Universidad de Minnesota. Durante sus estudios ocupó cargos como visitante en la Universidad de Columbia y el Banco de la Reserva Federal de Nueva York, y trabajó como analista de investigación en el Banco de la Reserva Federal de Minneapolis. Su labor de investigación se concentra en economía internacional, macroeconomía y finanzas públicas.