Saturday, October 21, 2017

Con modelos económicos también se salvan vidas

Aunque el economista estadounidense Alvin Roth se ganó el premio el Premio Nobel de Economía en el 2012, su algoritmo desarrollado bajo la teoría de juegos, solo cuatro años después ya ha salvado muchas vidas.

Imagen: Google
Ese trabajo de "ingeniería económica" que compartió con el también estadounidense Lloyd Shapley, se realizó con el fin de los mercados de acuerdo a la oferta y la demanda.

Sin embargo, ahora esta revolucionando el mercado de las donaciones cruzadas de riñón en Estados Unidos.

De acuerdo a BBC Mundo, Roth no tiene ninguna historia personal que lo hiciera particularmente sensible a las enfermedades de riñón ni a la donación de órganos. Pero cuando explicaba su modelo sobre la teoría de juegos en los mercados, "empecé a hablar de riñones como un ejemplo. No se puede usar dinero porque es ilegal pagarle a alguien por un riñón", explicó entonces.

Pero con el tiempo se dio cuenta de que efectivamente podría ayudar a organizar los trasplantes cruzados.

El algoritmo de Roth y Shapley tuvo varias aplicaciones prácticas: sirvió para optimizar las redes de donación de órganos, la selección de alumnos en institutos de bachillerato en Nueva York y la asignación de departamentos para el mercado laboral de los doctores.

Donaciones cruzadas

Este tipo de donaciones se da entre parejas incompatibles de donante-receptor, que deben estar registradas en una red organizadora, que en los términos económicos de Roth es un mercado.

Cuando una persona no puede darle directamente su riñón a un ser querido porque son incompatibles, por ejemplo, un hombre a su esposa o una madre a su hija, se registran como pareja de donante-receptor en una base de datos.

Y gracias al algoritmo de la teoría de juegos, el sistema los puede vincular con otra pareja o parejas en circunstancias similares, de manera que los donantes le dan sus riñones a pacientes desconocidos con los que no obstante sí tienen compatibilidad.

Las operaciones de donaciones renales cruzadas suelen hacerse en el mismo día, lo cual requiere de una inmensa coordinación dentro del mismo hospital o entre centros médicos distintos.

Se organiza así, para evitar que un donante cambie de idea a última hora y alguien en la cadena se quede sin riñón.

Si alguna de las personas que participa en el intercambio de órganos se pone enferma antes de la operación o se echa atrás en el último momento todo el proceso debe ser cancelado.

Se utilizan los llamados "donantes altruistas", que no están conectados a ningún paciente en particular, como comodín para que nadie sufra un daño grave si se rompe la cadena de donación en algún punto.

Artículo original en miamidiario.com amparado con Lic. Creative Commons Reconocimiento 3.0.

No comments:

Post a Comment