Sunday, November 16, 2014

Douglas Bernal, lazarillo espiritual

Julio César Alcubilla B.-

Muchos investigadores coinciden, en que como seres humanos podemos alcanzar un alto nivel de desarrollo espiritual, logrando por igual trascender en nuestra generosidad. Sin embargo nos surgen múltiples interrogantes...¿podríamos evolucionar nuestra espiritualidad, carentes de fe?. ¿Espiritualidad, es siempre sinónimo de un sistema de creencias interior o es producto de un aprendizaje, que cree traducir desarrollo?.
La Espiritualidad, el psiquismo, las terapias alternativas, la kinesiología, la numerología, los procesos de autoconciencia; nos inducen a comprender nuestra relación con el resto del mundo y del cosmos. Debemos ser forjadores del equilibrio del mundo que nos rodea, las personas y las cosas; por igual somos susceptibles a múltiples creencias.
Para despejar algunas de nuestras dudas y descubrir otras, les ofrecemos una entrevista con Douglas Bernal, uno de los psíquicos más respetados de nuestro país. Douglas vive actualmente  en Bogotá Colombia, desde donde ha analizado grafológicamente a los políticos más connotados de nuestro vecino país, es frecuentemente invitado a programas de opinión.

¿Muchas de nuestras interrogantes en cuanto al tema de la espiritualidad, no se resumirían  en tres conceptos  plenamente discutidos, fe, dogma, energía?
"A la final todos los caminos conducen a Dios, ciertamente todas estas corrientes, tendencias o mansias espirituales, siempre nos van a despertar alguna memoria de quienes somos y cuál es nuestro propósito de vida. A la final es la intención y la atención, que cuando las combinamos y las focalizamos en lo que deseamos trabajar, logramos cristalizar el objetivo que deseamos. Es un tema simplemente de acción y reacción, todo lo que planteamos desde el punto de vista religioso, espiritual, ocurre en una sintonía, que va unida a la frecuencia de tus pensamientos y todo está alineado, cuerpo mental, cuerpo espiritual, cuerpo físico y cuerpos etérico. De acuerdo a toda la información sustentada dentro de ti, se manifiestan como van ocurriendo las cosas, es decir, lo que es adentro es afuera". 

Insistiendo en el tema, ¿Hasta qué punto, el dogma, las terapias espirituales, etc., pueden ser medibles o cuantificables, en un racionamiento científico y no sólo como producto de la fe?
"Como bien lo expresas, la energía evoluciona, crece, se transforma, y toda ésta verdad espiritual, técnicas, terapias o estudios de lo inmaterial, tienen mucho que ver con el gran despertar de la conciencia. Sin embargo, la conexión no es medible, simplemente la observamos en los resultados. Al aplicar una terapia o herramienta espiritual, se observa como el paciente responde de forma inmediata, logrando activar respuestas. Al identificar como terapista, donde se alojan todos los tumores energéticos o debilidades, logramos orientar al paciente, para que con su sabiduría logre hacer esa conexión, logrando obtener el resultado. A la final, el gran maestro se haya dentro de cada uno, lo que hacemos los terapistas es simplemente servir de lazarillo, o hilo conductor, como en la historia  Teseo y el hilo de Ariadne en la búsqueda del Minotauro"...Le brindamos la posibilidad de reconocer ese hilo conductor, que le permita el seguro camino de retorno a casa".
"Quien enfrenta al Demonio, es el paciente y no el terapeuta, lo llevamos hasta un punto, antes de entrar al laberinto, en el cual queda solo, porque no lo podemos acompañar, cada proceso es individual e independiente. Cuando se hace el recorrido y se baja del consciente al inconsciente, con un lazarillo o terapeuta, es mucho más fácil, porque le ayudamos a entender su transformación. La cual llega a un resultado, medible en el cambio de conducta, de actitud y el mejoramiento de la calidad de vida".

¿Cómo podemos identificar al buen profeta del falso profeta o al buen terapista del falso terapista?

"El verdadero maestro, terapeuta que escojamos para sanar una situación, siempre nos debe mirar a los ojos, hablar con humildad, con un lenguaje que no sea rebuscado. Lo primero ante nuestros pacientes, es reconocer que nuestra sabiduría proviene de un ser superior, que somos un instrumento. Debemos ser muy humildes y honrar el maestro que se haya en cada uno de nuestros pacientes, una vez que ganamos su confianza y respeto, nos permite entrar en su universo íntimo, para brindarle nuestra ayuda, ofrecerles nuestras herramientas, conocimientos o terapia. El que tiene la información tiene el poder, para cambiar o transformar. Se puede ser un gran erudito un gran sabio, pero si la energía es oscura, esta información se va a activar, en un umbral que no es. La energía funciona de acuerdo con la polaridad con la cual se está conectado".
¿Cómo alimentamos el espíritu?, probablemente la respuesta se halle en trabajar justamente técnicas muy sencillas como meditar, entender nuestro propósito, todo está contenido dentro de nosotros".
"Como seres humanos, tenemos dos maneras de despertar, a través de la conciencia y a través del dolor,  desde niños nos enseñan con esas improntas que tenemos en nuestras mentes, "que no debemos reírnos mucho, porque detrás de la risa viene el llanto", "guarda porque mañana no sabemos si tenemos", etc. Comenzamos a manejar unas creencias, que nos ubican desde el miedo, desde lo negativo; se trata de cambiar todas estas variables. En mi caso desperté por la vía del dolor, tuve una parálisis cerebral del lado izquierdo de mi cuerpo, me tardé un mes en recuperarme, una vez que me recupero, comienzo a sentir que veo distinto, respiro distinto, escucho distinto, aquí comienza mi historia".

Algunos pensadores e intelectuales coinciden, que esto no es más que una nueva manera de modelar la conducta humana... ¿Qué podría hacerlos cambiar?
"En la actualidad estoy estudiando Kabbalah, como anteriormente estudié el judaísmo, el oscurantismo, el hinduismo...lo hago desde mi posición de investigador, me gusta sentir yo la energía y  vivirla. Justamente, desde que comenzamos en el conocimiento, nos hace despertar esta gran conciencia espiritual. Pero este estado primordial del ser humano, unido al origen, es lo que debemos reactivar. Aunque regresemos al punto inicial, es decir evolucionamos hasta llegar a nuestro principio. La vida se traduce, en aprender a cerrar ese gran círculo, ese estado primitivo es el punto de partida y el punto final".

¿Este nuevo despertar de la conciencia, no podría deberse a que yo no existen muchos bienes materiales que sean posible alcanzar? ¿Cómo llegaste a éste despertar?
"Efectivamente, hay un gran despertar de la conciencia, lo importante es descubrir que nosotros somos concientizadores, activadores de energía. Debemos elegir, si deseamos despertar a otros.

No comments:

Post a Comment